Acabo de ver por segunda vez The Babadook (2014), y les puedo decir que me encuentro indeciso entre amarla u odiarla.

La película narra la historia de una mujer que se vuelve madre y viuda el mismo días: rumbo al hospital para dar a luz, tiene un terrible accidente en el que su esposo pierde la vida. Siete años después, y con serios problemas emocionales y económicos, esta mujer comienza a sentirse acechada por alguien, a raíz de que su hijo encuentra un extraño libro para niños llamado The Babadook.

Lo interesante de esta película, y lo que me imagino que dejó a todos los críticos anonadados durante el 2014, fue ese coqueteo en la línea entre lo real y lo fantástico. La directora y también guionista Jennifer Kent se esmera en ir borrando esta línea hasta desaparecerla por completo al final de la cinta. Otro detalle que resalta es la participación del pequeño Noah Wiseman, que a pesar de las características de su papel, su interpretación jamás se siente sobre-actuada.

Sin embargo, a mi realmente me causó bronca lo que para muchos fue el acierto de la película. Al terminar sentí como si realmente no hubiera visto ninguna historia, y esta falta de total conclusión me dejó insatisfecho. En otras películas realmente me han dejado maravillado con este tipo de finales (un ejemplo: Inception de Christopher Nolan) pero en esta ocasión no.

Sin embargo la mejor opinión será la de ustedes. No podría anti-recomendarla por que no creo que sería justo. Además, ese jueguito de palabras le puede espantar el sueño a más de uno.

Ba-ba-doock-doock-doock.

The Babadook (2014) poster

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s