#ReseñaExpress: The Ward (2011)

#ReseñaExpress: The Ward (2011)

John Carpenter es uno de los grandes iconos del cine de terror. Su obra incluye los clásicos Halloween (1978), The Fog (1979), el remake de 1982 de The Thing (1982) y la mancuerna que hizo con Stephen King en Christine (1983).

Sin embargo, la década de los noventa no fue precisamente prolífica. Con Ghosts from Mars (2001), Carpenter experimento un último fracaso taquillero que lo retiró durante casi diez años, participando en otras cintas pero sólo bajo el crédito de guionista (el reboot de Halloween dirigido por Rob Zombie en 2006) o productor.

The Ward (2011) fue el trabajo que significó su regreso como director, con la hermosa y entonces muy popular Amber Heard. Ya se imaginarán la expectativa que generó. Pues resultó ser igual de grande que mi decepción al terminar de verla.

Si bien es una película muy chapeada a la antigua, con pausas largas para aumentar la tensión y tomas amplias de cada escena, carece también de trascendencia en el guión. Cuenta la historia de Kristenn, una chica con un pasado nebuloso que es internada en un hospital psiquiátrico. Convencida que hay algo extraño detrás de las personas que atienden el lugar, decide comenzar a averiguar lo que se traen entre manos, sobre todo después de que comienzan a desaparecer otras mujeres reclusas en el hospital.

Para evitar spoilers, les puedo decir que esta película visita un giro de tuerca bastante usado, por lo que al final no puedes evitar sentirte decepcionado. Tiene buenos momentos y escenas muy bien logradas, pero nada más. Uno esperaría más de un señor como Carpenter y sobre todo cuando se trata de su primer trabajo después de diez años de no hacer nada. Cabe mencionar que, a la fecha, ha sido su último.

La recomiendo solo para noches sin mayor aspiración que pizza, cervezas y un par de sustos antes de dormir. Si lo que quieren es revisar algo más decoroso del trabajo de Carpenter, les puedo recomendar In The Mouth of Madness (1996), además de sus trabajos célebres mencionados anteriormente. Pero en lo que respecta a The Ward (2010), yo les recomendaría que la dejaran pasar.

The Ward (2011)

#ReseñaExpress: Last Shift (2015)

#ReseñaExpress: Last Shift (2015)

Uno de mis clichés favoritos en el cine de terror son las familias. Desde The Texas Chainsaw Massacre, pasando por The Devil’s Reject y terminando con The Hills Have Eyes. Es un elemento que se popularizó en gran medida gracias a los asesinatos perpetrados por la familia Manson en Estados Unidos durante la década de los setentas. Toda una crisis mediática que resulto en el odio/temor hacia la incomprendida cultura hippie, quienes por aquellos años organizaban protestas en contra de la guerra de Vietnam y en general la política exterior de su país. Incluso los mejores quince minutos de la cagada que fue Anabelle fueron dedicados a una situación de home invasion por parte de una supuesta familia de fanáticos religiosos extremistas (ups, spoilers).

Ayer me enteré de la existencia de Last Shift (2015), una película bastante modesta que carecía de reseñas tanto en RottenTomatoes como en IMDb. Me gustó la sinopsis y decidí verla. Ha sido la mejor apuesta de todo este #HorrorMovieMarathon. Tenía mucho tiempo sin sentir el miedo que esta película provocó en mí, que hasta me costó trabajo conciliar el sueño aquella noche.

Last Shift (2015)

El guión es sencillo pero sólido: una joven novata de policía es asignada al último turno de vigilancia en la antigua estación de policía, donde ya no hay nada mas que unas muestras de evidencia biomédica que tienen que pasar a recoger en algún momento entre las 10pm y las 4am. Pinta para ser un trabajo fácil con una única condición: no puede abandonar la estación bajo ninguna circunstancia hasta que sea relevada al día siguiente. Conforme avanza la noche, la novata comienza a sospechar no está del todo sola. Todo empeora cuando descubre que los asesinos de su padre, la familia Paymon, terminó con sus propias vidas en una de las celdas de la estación, y que precisamente la noche de su guardia se cumple un año de lo sucedido.

El responsable de esta joya es un tal Anthony DiBlasi, director desconocido en el mainstream pero muy alabado por un círculo de amantes del cine de horror. Y la verdad es que con su trabajo de Last Shift, demuestra que tiene las bases y el talento para contar la historia más aterradora con el presupuesto más modesto. No esperen efectos visuales sobrados ni mucho menos escenas con mucha sangre. Pero si esperen cuadros e imágenes exactos, con los elementos necesarios para dejarlos boquiabiertos, de ratos encadenados a sus asientos solo para inmediatamente saltar de un buen susto. Mucha influencia de Charles Manson, y un excelente uso del soliloquio de la locura que recuerda por momentos a The Shining de Kubrick.

Si este se tratara de un festival real y serio, Last Shift se llevaría las palmas (hasta ahora). Una recomendación absoluta. Gran logro que revitaliza y le devuelve la esperanza al género del terror, al menos en la industria norteamericana. Si te crees lo suficientemente valiente, aquí tienes la película indicada para esta noche.

La puedes encontrar en: Popcorn Time