#SLS: explicaciones

Personalmente, 2015 fue un año lleno de aprendizaje. Particularmente de aquel aprendizaje que acompaña los tragos amargos y fracasos. Pero para qué son los fracasos, si no es para aprender. Algo así pasó con She Likes Surprises, y todos los planes que, como pudieron ver en mis redes sociales y este mismo blog, nos tenían muy emocionados.

Razones varias. Hay cosas que deben permanecer en la privacidad de las personas involucradas. Lo que sí les puedo decir es que, como creo que es en cualquier otro proyecto colectivo, la diferencia de prioridades es la muerte. Para poder perseguir una misma meta entre varias personas, considero imprescindible que todos compartan también las mismas prioridades. Tuve que detenerme y aceptar que a veces las cosas tienen que esperar un poco más de tiempo, que a veces debes esperar un poco más por las personas indicadas para poder emprender el viaje. Incluso salir a buscarlas.

She Likes Surprises en el Black Stage 07/05/15
Una de las últimas presentaciones de She Likes Surprises. Foto por ElCharroCultural, Mayo 2015
En el caso particular de She Likes Surprises y todos los planes de fondeo que teníamos para la culminación y posterior publicación de nuestro primer trabajo, tuvimos que dejar todo en pausa. Alfio dejó la banda, ahora se dedica de lleno a su trabajo como ingeniero de audio (en el que, por cierto, le va muy bien). Vargas y yo tuvimos que replantear toda la situación. No había manera de seguir con los planes entre solo dos personas. Vargas también tenía la responsabilidad de su trabajo como productor (escuchen lo último de Habitantes y lo nuevo de Navit para que se den una idea) y la parte final de la grabación del primer disco con Chesire. Simplemente teníamos que parar.

Para mí, fue un golpe en seco brutal. Cuando decidí iniciar todo esto, mi filosofía era clara. Hazlo hoy, todo hoy. No se posterga nada, es ahora o nunca. Ante la salida de Alfio, las cosas tuvieron que cambiar, y yo no estaba contento con eso. La frustración personal, combinada con otros tantos aspectos hicieron que entrara en una especie de depresión. Abandoné durante algún tiempo mi guitarra, dejé de componer, me retiré a solo escuchar música y escribir. Escribir mucho.

Producto de este retiro fue el maratón de películas en Octubre y la increíble experiencia que fue la cobertura de la FIL Guadalajara 2015 que hice con la gente de El Charro Cultural. También, la vida me dio la oportunidad de volver a tocar con mis viejos amigos de Polivinyl en algunas fechas, con quienes no ensayaba desde hacía casi dos años. Limar asperezas y hacer las pases con tu pasado es liberarte de una gran carga que no sabías que estabas cargando. Solo lo sabes hasta que te deshaces de ella.

Con Polivinyl, abriendo para Torreblanca en Salamanca, Diciembre 2015
Con Polivinyl, abriendo para Torreblanca en Salamanca. Foto por Cuatrocientas Voces, Diciembre 2015.
Bien dicen que los periodos de crisis sirven para conocerse. Algo parecido sucedió conmigo. Empecé a escribir casi todos los días. Algunas de las consecuencias (muy pocas y sobre todo las primeras en ocurrir) las pudieron leer en este blog. Otras, empezaron a llenar un cuaderno forma francesa que compré por impulso, o destino, justo en mitad de toda esta vorágine emocional. Hoy está lleno casi a la mitad de su capacidad. Dentro tiene muchas tonterías, pero tonterías que tenían que ser dichas. O más bien, escritas.

Gracias a esta liberación es que pude darle forma esta publicación. Una manera de tratar de explicarles (y explicarme) lo que ha pasado en este tiempo de silencio.

Qué va a pasar en los próximos meses, sigue siendo incierto. La intención es continuar, como Rocky, caminando hacia adelante a pesar de los golpes que pueda recibir. Eso implica nuevos proyectos, revivir viejos y otra clase de retos. Espero poder decirles dentro de poco de She Likes Surprises volverá a sonar, mejor que antes. La forma en que lo hará será una sorpresa hasta para mí. También quisiera contarles sobre cosas nuevas que estoy haciendo, con personas con quienes ya compartía amistad y ahora puedo compartir música. Pero es muy pronto todavía para hacerlo. Su momento llegará, supongo.

Hasta entonces, gracias por mantener el interés que han mostrado en SLS, en el blog, en lo que hago. Al final de cuentas, no espero reconocimiento ni popularidad, solo esa conexión única a través de todo lo que amo hacer. A eso me quiero dedicar el día de hoy. Y si me permiten volverme loco, a eso me quiero dedicar el resto de mi vida. Gracias por estar. Hasta pronto.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s