Un maestro no puede negar a un alumno. Y aunque el alumno suele negar a sus maestros, yo no pienso hacerlo. Es difícil de describir la relación que tenemos con nuestros ídolos. Porque tal relación técnicamente no existe. Es un vínculo, si me permiten, místico el que nos une con aquellos que nos inspiran. Están presentes en cada paso y nos alientan, aunque lo más probable sea que no sepan siquiera que existimos.

Todo eso me sirve para empezar a hablarles de lo que siento por la obra de Gustavo Cerati. Pues de su música he aprendido y sigo aprendiendo mucho. No envejece ni tantito mi admiración mientras sigo descubriendo cosas nuevas. Disfruto platicar con amigos y conocidos sobre cualquier tema orbitando al rededor de sus letras, sus estructuras musicales, sus técnicas de composición, sus vicios arriba y abajo del escenario. Trato de poner la mayor atención posible para aprender. Yo no negaré nunca a mis maestros.

Impulsado por esto, y porque no hace mucho celebramos su natalicio, me di a la tarea de armar una playlist con unas cuantas joyas de su catálogo sonoro. Traté de incluir canciones que suenan en rincones especiales de mi corazón pero que no fueron necesariamente los hits o singles que la mayoría conoce y menciona. Quizás, con un poco de suerte, más de algún pagano comience a descubrir la magia que Gustavo compartía en sus sonidos, en sus letras, en sus obras. Y me sirve a manera de homenaje a mi maestro, aunque yo siempre trato de honrar su memoria no sólo escuchándolo, sino creando como creo a él le hubiera gustado: a mi propia manera.

Estas son mis favoritas de Cerati.

Me atrevo a poner la siguiente canción hasta el final. Y la razón es que, además de añadirle un oportuno dramatismo, para mí es uno de sus mejores trabajos a pesar de ser un cover, de no haber grabado guitarra sino bajo y de no aparecer en ninguno de sus discos. Sin embargo, cada que la escucho la piel se eriza y las lágrimas se asoman por mis ojos. La razón, ni yo la sé. Gracias, maestro. Súbanle al volumen para aumentar el placer.

Nota: El orden, en este caso, sí importa un poco. Trate de darle a esta lista la sensación de estar contando una historia, una historia sonora. Como siempre, hay muchas canciones que quedaron fuera pero de no haberlo hecho así, tendrían TODA la discografía de Cerati y Soda en una misma playlist. Creo que eso sería pasarme de la raya.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s