#RetosdeMamador presenta: un dísco al día durante 2020

Un reto de mamador que siempre he querido hacer es aquel de escuchar un disco nuevo al día, durante todo un año. Siempre he pensado que podría ser divertido pero dos razones me mantuvieron siempre al margen: no convertirme en un intento de melómano consumista ridículo y el hecho de que mis años casi siempre han empezado con total reposo (por no decir hueva) que cuando intento empezar cualquier reto 2020 ya estamos a 31 de enero.

Así que, adelantándome a los hechos, entré a mi radar de novedades en Spotify y elegí el primer disco que llamara la atención. Así que este año empieza con Downtown Battle Mountain (2019) de Dance Gavin Dance.

La neta, qué buena elección para comenzar esta wea. Es la versión instrumental del disco del mismo nombre publicado en 2007. Aparentemente la banda ha venido haciendo esto con todo su catálogo nomás por que pueden. Dance Gavin Dance siempre ha estado orbitando mi radar musical, sobre todo con su disco Mothership (2016) pero nunca me había dado el tiempo de escucharlos con más detalle y detenimiento.

No había escuchado la versión original de este último disco así que no me pareció raro conocer estas canciones sin voz. De hecho, no me pareció que le faltase nada a ninguna rola. Todo sonaba completo y me gustó bastante. Si bien tiene bastantes clichés del género (math con hardcore y demás cositas coquetas similares) no creo que cuente en sí como cliché si quien lo comete es una de las bandas clave del género. Se acepta el debate.

Como bonus, me aventé un sencillo con lado B que oportunamente ha sido publicado hoy: Foyer (2020) de Wild Nothing. Parece ser una probada de su próximo EP a publicarse en febrero. Machin Animal Collective/Tame Impala vibes, lo disfruté mucho durante el viaje en carretera de regreso a casa. Me quedaron ganas de revisar el resto de la discografía. Se los dejo también.