Ben Kenney – Must Be Nice (2019)

Ben Kenney – Must Be Nice (2019)

Continuando con el reto mamador tuenti tuenti, escuché el nuevo disco de Ben Kenney, Must Be Nice (2019).

De entrada, me confieso su fan absoluto, no solo como solista sino como bajista de una de mis bandas favoritas, Incubus. Como músico, para acabar pronto. Así que no veo posible una opinión neutral sobre este disco. Pero creo que está bien, porque qué aburrido ser neutral en algo tan emocional como escuchar música y en general en la apreciación de cualquier tipo de arte.

Dicho lo anterior, pedazo de discazo se mandó hacer Ben Kenney LOL.

Neta me gustó tanto que lo estoy considerando lo mejor que ha hecho a la fecha. Es sin duda el más experimental pero también el más efectivo en capturar toda su capacidad musical. Siempre coqueteando con el math, el hardcore (sobre todo en los riffs de guitarra), el grunge de la segunda mitad de los 90’s (de hecho, Kenney ha mencionado varias veces ser fan de Failure, lo mejor que le pasó al grunge después de Nirvana), batería y bajo que bien podrían tocar el hip hop más tumbado que se les ocurra y lo que considero su trabajo vocal más chingón. Definitivamente alcanzó una nota alta (figurada y literalmente) con este LP. Vaya, hasta la pinche portada me parece la más cool de todo su repertorio.

En otros albums, Ben se ha encargado de grabar todos los instrumentos por su cuenta. No he encontrado los créditos de este nuevo trabajo pero podría imaginar que lo ha vuelto a hacer. Si les gustó el Light Granades o A Crow Left to the Murder, su completa discografía pero en particular este disco les va a encantar. Chulada.