MMXVII en playlist

Podría ser medio ocioso decir que a alguien le importa lo que te gusta o no. Pero también es cierto que es bonito compartir lo que te gusta con los que te rodean porque esa debería ser la justificación principal de la redes sociales ¿no? Mejor no respondamos esa pregunta por ahora…

Durante el año me di a la tarea de ir recolectando canciones favoritas con fecha 2017 en esta lista de Spotify. Están medio ordenadas porque recuerdo aquellos días cuando las mixtapes originales en casete estaban muy bien pensadas en su orden y duración.

Así que les dejo estas 53 canciones, tres horas cuarenta y ocho minutos de música que disfruté mucho encontrar durante un año que nos agotó pero nos ha hecho más sabios.

Advertisements

Micelios – Camino (2017)

Micelios – Camino (2017)

Después de tantos intentos fallidos, de proyectos inconclusos, de alineaciones rotas, de canciones sin grabar, el pasado jueves 7 de Diciembre quienes formamos parte de Micelios presentamos Camino, primer larga duración de la banda. Los sentimientos son tan variados como los matices en las diez canciones que conforman este trabajo. Pero uno de ellos lo compartimos todxs: satisfacción.

Micelios – Camino (2017)

Primero, el comienzo de un esfuerzo como el que conlleva a la realización de un Long Play en el contexto actual de la música independiente suele estar meses y años atrás de la fecha de lanzamiento. Y este caso no fue la excepción. Si quieres hacer algo bien, tienes que darte el tiempo para probar y fallar varias veces, hasta encontrar eso que sabías que estabas buscando pero no tenías ni idea. Suena ilógico, ridículo, pero en mi manera particular de ver este procesos, es cien por ciento neta real no fake.

Vargas y yo veníamos de una decepción musical de lo que fue el fin abrupto y sin gloria de She Likes Surprises, nuestro primer intento de hacer música juntos. Así que es Enero de 2016 decidimos regresar a ensayar las viejas canciones y pensar en hacer nuevas, mientras reclutábamos músicos que nos ayudaran a completar una nueva formación. La idea original era seguir siendo SLS, pero la serendípia nos tenía preparada una sorpresa en el camino.

Jose era un viejo conocido con el que Vargas había trabajado tiempo atrás en la grabación de unas canciones. Sin embargo, nos enteramos que Jose estaba buscando un proyecto y fue por eso que una noche lo invitamos al cuarto de ensayo. Al principio, como en toda nueva relación humana, hubo momentos incómodos y tan opuestos a esta idea romántica del “estábamos destinados a tocar juntos”. Pero no recuerdo si fue después del segundo o tercer ensayo que todo empezó a fluir. Habíamos encontrado al primer aliado.

Si quieres hacer algo bien, tienes que darte el tiempo para probar y fallar varias veces, hasta encontrar eso que sabías que estabas buscando pero no tenías ni idea.

Luego, mientras seguíamos armando canciones que nos iban alejando más de la idea original pero acercándonos a lo que parecía ser una nueva identidad, fuimos necesitando de alguien más que viniera a redondear el sonido. A darle esa figura definida y el sustento faltante para poder entonces hacernos llamar “una banda”. Mau, mi hermano, decidió un día acompañarme a estos ensayos de lo que él creía seguía siendo mi anterior banda. Al llegar, escuchó canciones nuevas que no había compartido con él antes. Al final del ensayo se acercó con una idea. “¿Me puedo calar como bajista?”. Unas semanas después nos reunimos, tocamos los cuatro y supimos que estábamos completos.

Nos mudamos a Reverphone, en donde pudimos continuar creciendo y armando las canciones que poco a poco se iban acumulando y reclamando su lugar. Fue ahí donde grabamos nuestro primer EP, Rizoma, y nuestro primer sencillo, Mandala.

Foto durante sesión grabación de las primeras maquetas en REVERPHONE, principios de 2017.

Para este momento, alguien más se había unido al proyecto. Verónica Rodríguez era ya parte del equipo y empezaba a guiarnos en cuestiones en las que francamente no habíamos podido antes de su llegada. Y le gustaba nuestra música, igual o más que a nosotros mismos. Mágico. Entonces lo supimos, estábamos listos para salir a la luz.

Los primeros dos shows en vivo estuvieron llenos de contratiempos y retos personales. Pero al final de cada uno de ellos nos quedó un sentimiento de satisfacción y orgullo. Señal inequívoca de que íbamos en la dirección correcta. O al menos en la que nos acercaría más a la meta.

Mudamos los cuarteles a Arandú Laboratorio Musical y decidimos dar el siguiente paso: música nueva. Había suficientes canciones en el catálogo como para pensar en el reto mayor: un larga duración. Fueron meses de pre-producción ardua pero provechosa. Las diez canciones que conformarían este disco quedaron listas e inmediatamente comenzamos a grabar.

Entonces lo supimos, estábamos listos para salir a la luz.

Fue aquí donde empezamos a contar con el talento del montón de personas talentosas que nos rodean. Amigxs músicos de bandas hermanas como Chesire, Habitantes, Punto de Fuga, Tesla Pox, Reviviendo Raíces, Above the Blue (entre otras más) fueron abonando, cada quien en su forma y estilo, a la creación de este disco. Desde colaboraciones, equipo, consejos y críticas. Todo sumó para lograr un sonido que reconocimos como nuestro, cuando juntos escuchamos las primeras mezclas.

En Micelios, al principio de este viaje, teníamos la firme intención de combinar otros aspectos de la expresión artística, no sólo la musical. Fue así que llegaron Grecia Morda y Ana Bejarano, quienes nos dieron la fuerza visual que hacía falta. A través de sus trazos y su lente fue que Micelios pudo terminar de tomar forma y convertirse en lo que es hoy.

Micelios. Foto por Ana Bejarano, 2017.

Todas estas personas y situaciones pasan desapercibidas al momento de compartir el enlace del disco en YouTube, o al darle play a Mil Universos en Spotify. Y si bien entiendo que así sea, porque siempre ha sido y siempre será, tampoco me iba a quedar conforme sin antes rendirles un breve homenaje. Aún así, en esta publicación me faltaron tantos nombres que afortunadamente sí están incluidos en los agradecimientos del formato impreso del disco. Si alguien ya lo tiene (o piensa adquirirlo), les recomiendo que lean esos nombres mientras escuchan nuestra música. Porque ningún esfuerzo es individual y cada uno de ellos cuenta.

A partir de ahora, nos toca viajar y tocar este disco a todas las personas que nos sean posibles. Y cada que lo hagamos no estaremos solos porque nos acompañarán siempre las personas que nos ayudaron a hacerlo. Estarán con nosotros en cada lugar y en cada escenario.

Porque ningún esfuerzo es individual y cada uno de ellos cuenta.

No bromeamos al decir que estamos en expansión, porque eso es lo que hemos estado haciendo todo este tiempo. Me intriga saber hasta dónde llegará este rizoma el próximo año. Pero si tiene la dicha de crecer tan bonito como lo hizo este 2017, entonces estoy listo para todo. Con una sonrisa y cerrando bien los ojos, fluyendo como hasta ahora lo hemos hecho.

Gracias infinitas por todo.

H.

www.miceliosmx.com

Mis conciertos favoritos en YouTube

Hace unos días, comentaba con unos amigos en un podcast que hacemos cada lunes, sobre nuestros conciertos favoritos en YouTube. Pero como el tiempo estuvo lejos de ser suficiente, me quedé y nos quedamos con muchos conciertos por compartir. Así que aprovecho para compartirles el playlist que hice al respecto y platicarles un poco sobre algunos que aprecio mucho y que recomiendo que vean. Son un deleite para los oídos y el corazón. Lo único que necesitan es ponerse sus audífonos y darle play.

Front Row Boston | Bad Rabbits – Live at The Paradise (2015)

Bad Rabbits es una de mis bandas favoritas del universo. Su estilo, carisma y talento son fuera de este mundo. Es por eso que aún me sigue pareciendo inaudito su inmerecido anonimato dentro de la música popular. En este concierto, grabado en la noche de año nuevo del 2015, demuestran todas sus virtudes. Es una vorágine de energía y diversión sin perder sinceridad. Este concierto de Bad Rabbits es todo lo que aspiro a ser algún día. Si la vida me concede un poco de esa suerte.

John Mayer Trio Live at the Bowery Ballroom, New York (2005)

No me gustan los músicos virtuosos, pero si estuviera obligado a elegir mis dioses de la guitarra, John Mayer estaría en los primeros cinco. Y es precisamente con su proyecto de trío, junto a los pedazos de músico Pino Palladino y Steve Jordan, en donde deja en manifiesto todo su potencial como digno sucesor de una escuela que incluye maestros como Steve Ray Vaughan, Jimmy Hendrix y por supuesto Eric Clapton. Mi favorita de este concierto es precisamente un cover de Hendrix, Wait Until Tomorrow, que en manos de Mayer-Palladino-Jordan suena incluso mejor que la original. Con todo el debido respeto.

Foo Fighters, Wasting Light Live from 606 (2011)

Grabado en el estudio de Dave Grohl, en esta sesión podemos escuchar de principio a fin su disco Wasting Light. Para muchos, el mejor de la banda hasta la fecha. Yo todavía considero el The Colour and The Shape como el insuperable de su discografía. Me parece un acto valiente que una banda de estadio, como lo son los Foo Fighters, se arriesgue a quedar expuesta en formato de live session, donde todos los pequeños detalles salen a la luz. Sin luces, ni escenario, ni multitud, ni aplausos. Y más allá de la aversión que puedan sentir sus detractores, en esta sesión queda en manifiesto que no hay banda en la actualidad que pueda tocar y sonar como ellos. Se nota la naturalidad con la que cada uno de ellos a asimilado su papel no solo dentro de la banda, sino en la actualidad musical. Son hijos de Zepellin, de AC/DC, de Sabbath, de Queen, de Van Halen, de Mötorhead. Y no se avergüenzan de serlo. Benditos sean, los amo. Aunque seguramente ustedes ya sabían eso.

A Perfect Circle, Stone And Echo (2014)

APC es una banda creada entre leyendas y misticismo. Sus orígenes, propios de una super banda, ya le dan de entrada ese halo sagrado a todo lo que hacen. Con sólo tres discos de estudio han logrado hipnotizar el imaginario colectivo de miles de fans al rededor del mundo, y después de diez años de silencio, regresaron para recordarnos que las cosas buenas siguen pasando. La edición del Stone And Echo, una recopilación del Mer de Noms (2000), Thirteenth Step (2002) y Emotive (2003), dio pie a una serie de conciertos en donde unos cuantos malditos afortunados tuvieron la dicha de ver reversiones en vivo que rayan casi en la perfección. Afortunadamente para el resto de nosotros, simples mortales, en YouTube se encuentra una muestra de esta belleza, en un concierto que tuvieron en el fabuloso foro Red Rocks. En la alineación ya no estaban ni Troy, ni Paz, ni Twiggy, ni Josh. Pero continuaron Maynard, Billy y el inmortal James fucking Iha. Son cosas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Pero lo son.

Portishead – Roseland New York City (1997)

Portishead en los noventa. Así de perfecto suena este concierto. Es un viaje en el tiempo a ese trip-hop que por falta de costumbre se dejó de hacer. Pero es bonito recordar a una de las bandas más emblemáticas del género en uno de sus puntos más finos. Este concierto lo recomiendo para escucharlo mientras llueve, mientras lees, mientras cocinas, mientras haces el amor (por qué no?). Así de bueno y perfecto es.

 Alice in Chains – MTV Unplugged (1996)

Junto con el de Nirvana, el Unplugged de Alice in Chains es para mí de los mejores ¿por qué? Considero que muchos de los arreglos que les hicieron a sus canciones para esta noche fueron tan buenos, que las prefiero por encina de las originales. Así de bueno es. Además, la imagen de un Layne Stanley medio muerto, con el pelo rosa y sin expresión alguna me parece legendaria. Cada canción es un lamento hermoso, en especial No Excuses, suena a un epitafio/despedida perfecto de parte de Stanley para todos nosotros. Que su alma descanse en paz, vivamos agradecidos porque antes de dejarnos nos heredó este pedazo de concierto.

 Vetusta Morla y Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (2012)

Compartido en el canal oficial de la banda, este concierto de Vetusta Morla con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia es hermoso. La causa del concierto fue reunir fondos para subsistencia del Conservatorio Narciso Yepes de Lorca, por si necesitaban una razón extra-musical para amarlo. En este concierto la banda española da un repaso por, en mi opinión, sus mejores temas y con arreglos orquestales extraordinarios. Tanto así que se extrañan en otras presentaciones en vivo de la banda. Si bien carece un poco de la energía habitual de sus shows, no desmerece ni tantito a las versiones originales. Si aún no escuchan nada de esta agrupación, este podría ser un bonito punto de partida para conocerlos. Los exhorto a tomar el riesgo.

En fin, mi lista sigue con más conciertos que considero verdaderas chuladas, pero creo que con estos se cumplen la misión. Estaría bien padre que me compartieran los que ustedes consideran excelsos y que no estén dentro de esta lista. Al final de eso se trata, de compartir y gozar. Como todo en la vida

¿Cuáles son sus conciertos favoritos en YouTube?