Mis conciertos favoritos en YouTube

Hace unos días, comentaba con unos amigos en un podcast que hacemos cada lunes, sobre nuestros conciertos favoritos en YouTube. Pero como el tiempo estuvo lejos de ser suficiente, me quedé y nos quedamos con muchos conciertos por compartir. Así que aprovecho para compartirles el playlist que hice al respecto y platicarles un poco sobre algunos que aprecio mucho y que recomiendo que vean. Son un deleite para los oídos y el corazón. Lo único que necesitan es ponerse sus audífonos y darle play.

Front Row Boston | Bad Rabbits – Live at The Paradise (2015)

Bad Rabbits es una de mis bandas favoritas del universo. Su estilo, carisma y talento son fuera de este mundo. Es por eso que aún me sigue pareciendo inaudito su inmerecido anonimato dentro de la música popular. En este concierto, grabado en la noche de año nuevo del 2015, demuestran todas sus virtudes. Es una vorágine de energía y diversión sin perder sinceridad. Este concierto de Bad Rabbits es todo lo que aspiro a ser algún día. Si la vida me concede un poco de esa suerte.

John Mayer Trio Live at the Bowery Ballroom, New York (2005)

No me gustan los músicos virtuosos, pero si estuviera obligado a elegir mis dioses de la guitarra, John Mayer estaría en los primeros cinco. Y es precisamente con su proyecto de trío, junto a los pedazos de músico Pino Palladino y Steve Jordan, en donde deja en manifiesto todo su potencial como digno sucesor de una escuela que incluye maestros como Steve Ray Vaughan, Jimmy Hendrix y por supuesto Eric Clapton. Mi favorita de este concierto es precisamente un cover de Hendrix, Wait Until Tomorrow, que en manos de Mayer-Palladino-Jordan suena incluso mejor que la original. Con todo el debido respeto.

Foo Fighters, Wasting Light Live from 606 (2011)

Grabado en el estudio de Dave Grohl, en esta sesión podemos escuchar de principio a fin su disco Wasting Light. Para muchos, el mejor de la banda hasta la fecha. Yo todavía considero el The Colour and The Shape como el insuperable de su discografía. Me parece un acto valiente que una banda de estadio, como lo son los Foo Fighters, se arriesgue a quedar expuesta en formato de live session, donde todos los pequeños detalles salen a la luz. Sin luces, ni escenario, ni multitud, ni aplausos. Y más allá de la aversión que puedan sentir sus detractores, en esta sesión queda en manifiesto que no hay banda en la actualidad que pueda tocar y sonar como ellos. Se nota la naturalidad con la que cada uno de ellos a asimilado su papel no solo dentro de la banda, sino en la actualidad musical. Son hijos de Zepellin, de AC/DC, de Sabbath, de Queen, de Van Halen, de Mötorhead. Y no se avergüenzan de serlo. Benditos sean, los amo. Aunque seguramente ustedes ya sabían eso.

A Perfect Circle, Stone And Echo (2014)

APC es una banda creada entre leyendas y misticismo. Sus orígenes, propios de una super banda, ya le dan de entrada ese halo sagrado a todo lo que hacen. Con sólo tres discos de estudio han logrado hipnotizar el imaginario colectivo de miles de fans al rededor del mundo, y después de diez años de silencio, regresaron para recordarnos que las cosas buenas siguen pasando. La edición del Stone And Echo, una recopilación del Mer de Noms (2000), Thirteenth Step (2002) y Emotive (2003), dio pie a una serie de conciertos en donde unos cuantos malditos afortunados tuvieron la dicha de ver reversiones en vivo que rayan casi en la perfección. Afortunadamente para el resto de nosotros, simples mortales, en YouTube se encuentra una muestra de esta belleza, en un concierto que tuvieron en el fabuloso foro Red Rocks. En la alineación ya no estaban ni Troy, ni Paz, ni Twiggy, ni Josh. Pero continuaron Maynard, Billy y el inmortal James fucking Iha. Son cosas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Pero lo son.

Portishead – Roseland New York City (1997)

Portishead en los noventa. Así de perfecto suena este concierto. Es un viaje en el tiempo a ese trip-hop que por falta de costumbre se dejó de hacer. Pero es bonito recordar a una de las bandas más emblemáticas del género en uno de sus puntos más finos. Este concierto lo recomiendo para escucharlo mientras llueve, mientras lees, mientras cocinas, mientras haces el amor (por qué no?). Así de bueno y perfecto es.

 Alice in Chains – MTV Unplugged (1996)

Junto con el de Nirvana, el Unplugged de Alice in Chains es para mí de los mejores ¿por qué? Considero que muchos de los arreglos que les hicieron a sus canciones para esta noche fueron tan buenos, que las prefiero por encina de las originales. Así de bueno es. Además, la imagen de un Layne Stanley medio muerto, con el pelo rosa y sin expresión alguna me parece legendaria. Cada canción es un lamento hermoso, en especial No Excuses, suena a un epitafio/despedida perfecto de parte de Stanley para todos nosotros. Que su alma descanse en paz, vivamos agradecidos porque antes de dejarnos nos heredó este pedazo de concierto.

 Vetusta Morla y Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (2012)

Compartido en el canal oficial de la banda, este concierto de Vetusta Morla con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia es hermoso. La causa del concierto fue reunir fondos para subsistencia del Conservatorio Narciso Yepes de Lorca, por si necesitaban una razón extra-musical para amarlo. En este concierto la banda española da un repaso por, en mi opinión, sus mejores temas y con arreglos orquestales extraordinarios. Tanto así que se extrañan en otras presentaciones en vivo de la banda. Si bien carece un poco de la energía habitual de sus shows, no desmerece ni tantito a las versiones originales. Si aún no escuchan nada de esta agrupación, este podría ser un bonito punto de partida para conocerlos. Los exhorto a tomar el riesgo.

En fin, mi lista sigue con más conciertos que considero verdaderas chuladas, pero creo que con estos se cumplen la misión. Estaría bien padre que me compartieran los que ustedes consideran excelsos y que no estén dentro de esta lista. Al final de eso se trata, de compartir y gozar. Como todo en la vida

¿Cuáles son sus conciertos favoritos en YouTube?

Advertisements

Mis favoritas de Cerati

Mis favoritas de Cerati

Un maestro no puede negar a un alumno. Y aunque el alumno suele negar a sus maestros, yo no pienso hacerlo. Es difícil de describir la relación que tenemos con nuestros ídolos. Porque tal relación técnicamente no existe. Es un vínculo, si me permiten, místico el que nos une con aquellos que nos inspiran. Están presentes en cada paso y nos alientan, aunque lo más probable sea que no sepan siquiera que existimos.

Todo eso me sirve para empezar a hablarles de lo que siento por la obra de Gustavo Cerati. Pues de su música he aprendido y sigo aprendiendo mucho. No envejece ni tantito mi admiración mientras sigo descubriendo cosas nuevas. Disfruto platicar con amigos y conocidos sobre cualquier tema orbitando al rededor de sus letras, sus estructuras musicales, sus técnicas de composición, sus vicios arriba y abajo del escenario. Trato de poner la mayor atención posible para aprender. Yo no negaré nunca a mis maestros.

Impulsado por esto, y porque no hace mucho celebramos su natalicio, me di a la tarea de armar una playlist con unas cuantas joyas de su catálogo sonoro. Traté de incluir canciones que suenan en rincones especiales de mi corazón pero que no fueron necesariamente los hits o singles que la mayoría conoce y menciona. Quizás, con un poco de suerte, más de algún pagano comience a descubrir la magia que Gustavo compartía en sus sonidos, en sus letras, en sus obras. Y me sirve a manera de homenaje a mi maestro, aunque yo siempre trato de honrar su memoria no sólo escuchándolo, sino creando como creo a él le hubiera gustado: a mi propia manera.

Estas son mis favoritas de Cerati.

Me atrevo a poner la siguiente canción hasta el final. Y la razón es que, además de añadirle un oportuno dramatismo, para mí es uno de sus mejores trabajos a pesar de ser un cover, de no haber grabado guitarra sino bajo y de no aparecer en ninguno de sus discos. Sin embargo, cada que la escucho la piel se eriza y las lágrimas se asoman por mis ojos. La razón, ni yo la sé. Gracias, maestro. Súbanle al volumen para aumentar el placer.

Nota: El orden, en este caso, sí importa un poco. Trate de darle a esta lista la sensación de estar contando una historia, una historia sonora. Como siempre, hay muchas canciones que quedaron fuera pero de no haberlo hecho así, tendrían TODA la discografía de Cerati y Soda en una misma playlist. Creo que eso sería pasarme de la raya.

Roba como un artista (Steal like an artist) – Austin Kleon

Robar como un artista - Austin Kleon

Desde hace tiempo que tenía curiosidad por leer Roba como un artista de Austin Kleon. Sobre todo, por que el origen de las ideas y el plagio son dos temas sensibles y controversiales dentro del mundo creativo. Dónde termina la genialidad y comienza el plagio. Pero cada que veía este libro en las estanterías de librerías, su precio equivalía al de tres. Y obviamente prefería comprar tres que sólo uno. Duh.

Sin embargo un día la suerte me guiñó el ojo. Caminando por el tianguis cultural de Chapultepec, el que SÍ es cultural y que se pone los sábados por la noche sobre el andador, me encontré con una copia usada de este libro. Pregunté por el precio. “Cien pesos, joven”. Dios es bueno (a veces).

Lo compré y en los siguientes tres días me dedique a leerlo un par de veces. Es un libro corto pero muy sustancioso. De contenido no tan extenso, es la edición lo que lo hace un poco robusto. Sin embargo, el mensaje es conciso en casi todas las páginas.

La idea de robar hace referencia a un delito, es quizás por eso que no me gusta usarla. Pero entiendo las ideas de las que Kleon echa mano para explicar en dónde encuentra la inspiración al momento de querer crear algo nuevo. Algo sí es cierto: todo lo que creamos en este vida está influenciado por algo, nada es creado de la nada. Y eso está bien.

Aprendemos a hablar imitando las palabras que escuchamos de nuestros padres, aprendemos a escribir copiando el abecedario y palabras de los libros, aprendemos a dibujar copiando nuestras caricaturas/cómics favoritos, aprendemos sobre música estudiando las escalas y aprendiendo nuestras canciones favoritas. Una vez que tenemos este conocimiento básico, seguimos nuestro camino de aprendizaje a placer, y tarde o temprano, alguna idea propia comienza a nacer y descubrimos que podemos crear. Todo eso es gracias a nuestros maestros.

Kleon también menciona varias ideas y filosofías de vida que utiliza al momento de un estancamiento creativo, y veo estos consejos bastante útiles. Menciona algo que a mí me parece vital: verte como parte de un linaje creativo y aprender lo que quieras de el. Identificar tus influencias no hace más que facilitarte la vida. Leer, escuchar, ver y analizar toda la obra de tus héroes te ayuda a ver el mundo desde su perspectiva, según Kleon, y eso es más importante que sólo aprender a hacer las cosas como ellos solían hacerlas.

Índice de Roba como un artista

A lo largo del libro, cita frases de varios artistas, todas estas relacionadas al arte del robo. Y si bien hay unas que francamente no significaron nada para mí, hay otras que son MUY buenas.

Aquellos que no quieran imitar nada, no producen nada – Salvador Dalí

Esta otra en particular me gustó mucho:

Empiezas re-escribiendo el catálogo de tu héroe – Nick Lowe

Nada más cierto. Cuando empecé a tocar guitarra, más o menos a los trece años, la primer canción completa que aprendí fue Yesterday de The Beatles. Después de eso, devoré por completo libros de tablaturas de Nirvana. Cuando no encontraba la tablatura de alguna de sus canciones o discos, me ponía a escucharlos una y otra vez hasta que a puro oído sacaba todos los acordes y notas. Esto me ayudó a identificar melodías, ritmos, tonos, todo lo que necesitaba aprender. A los catorce o quince años escribí mi primer canción. Aún recuerdo cómo tocarla porque muchas de sus figuras las saque de Heart-Shapped Box. Gracias, Kurt.

Hay una idea en particular de este libro que me fascina. Y es algo que ya había pensado antes y que suelo hacer con regularidad. Escribe lo que te gusta. Hablando de música, siempre trato de escribir algo que sin duda escucharía en mi iPod. Si no me agrada del todo o me enfada pronto, lo dejo tirado en la basura y me muevo a lo siguiente. No tiene sentido dedicar tiempo y esfuerzo en crear algo que no te gusta. Tristemente, conozco muchas bandas que odian más de una de sus canciones en su propio repertorio. Como les digo, es muy triste.

Esta otra quote me mata:

Lo que más me interesa de hacer música es crear algo que no existe pero que a mí me gustaría escuchar. La música que quería oír aún no había surgido así que era necesario juntar cosas que sugerían algo nuevo – Brian Eno

Si no sabes quien es Brian Eno, bueno… la mitad del rock, pop, post-punk y derivados que conocemos hoy en día no hubieran sido posibles sin la presencia de Eno, ya sea detrás de un instrumento o de una consola. Genio.

¡Aléjate de la pantalla! – Austin Kleon

Bien, esto es otra lección que ya había aprendido antes, pero con este libro la reafirmé. No hay nada como crear con tus manos. Lo que sea. Varias veces he intentado escribir la letra de alguna canción en la que estoy trabajando usando la página en blanco de Word y termino fracasando rotundamente. Es hasta que pongo un cuaderno y pluma en frente cuando comienzo realmente a escribir algo bueno. Y si bien todos los post de este blog son escritos usando un editor de textos en mi computadora (uso MacDown, para quien se lo pregunte), el origen de todas mis publicaciones siempre es más físico que digital. Anotaciones y fragmentos del texto final empiezan siempre escritos con pluma sobre papel. Ese enlace místico que solo puede lograrse sintiendo con tus propias manos tu creación, es algo indescriptible y hasta inexplicable. Pero desde un punto de vista meramente empírico, funciona.

En realidad, nunca tocas nada de lo que haces (en computadora) a menos que lo imprimas – Stanley Donwood

Procrastinar. El fino arte de no hacer nada es para mí de los más esenciales al momento de crear. Y es más bien estigmatizado por el resto de la sociedad, sobre todo porque aquellos que hemos nacido del ’85 para acá, los llamados millennials, somos acusados de inútiles y flojos. Y probablemente lo seamos, tanto como lo han sido otras generaciones. Pero procrastinar no es algo malo. Todo lo contrario.

Kleon describe la procrastinación como la acción de cambiar de proyecto una vez que este te ha aburrido, para regresar a él después de haber rebotado en un par más, ya con nuevas ideas y ánimos renovados. Lo llama procrastinación productiva. También menciona sobre lo importante que son estás tareas aburridas que uno tiene que practicar durante el día: la fila en el banco, la pila de trastes sucios, planchar la ropa. Estoy de acuerdo con él cuando dice que es en estos momentos en los que tu mente se aburre de hacer algo tan mecánico que comienza a trabajar casi en segundo plano sobre cosas que quedaron pendientes durante el día, y terminas resolviendo aquello que en la mañana te parecía imposible, o se te ocurre la idea que hacía falta para terminar ese dibujo, esa canción, ese problema matemático, ese escrito con el que te habías estancado antes. Cuántos de nosotros, músicos, no hemos compuesto la mejor de las melodías estando en la regadera, o sentados en el retrete. La procrastinación productiva, hermanos.

Capítulo 6: Haz un buen trabajo y compártelo

Este probablemente sea le post más largo (y peligrosamente enfadoso) que haya escrito en mucho tiempo. Así que me detendré. Dejaré que busquen-encuentren este libro en el momento adecuado y lo disfruten. Habla sobre otras tantas cosas que no he querido mencionar para no arruinarles la sorpresa. Pero elegí aquellas que me han quedado más grabadas y me han servido mucho en la práctica. Sobre todo ahora que dejé las cadenas que me ataban a un escritorio. Me gustaría saber sus impresiones sobre el libro una vez que lo terminen, y sobre todo aquellas otras reflexiones o enseñanzas que consideran importantes al momento de crear. ¿Quienes son sus maestros? ¿A quién le roban sus mejores ideas? ¿Alguien ya les ha robado? ¿Se sintió bien?

Los leo a todos pronto. Roben lo que consideren valioso de este y todas las publicaciones de este sitio. De corazón, gracias 🙂