Black Mass, o cómo Johnny Depp puede ganar un Oscar

Black Mass, o cómo Johnny Depp puede ganar un Oscar

Personificar al célebre mafioso James Bugler puede ser la decisión que traiga de vuelta a Johnny Depp a los primeros planos, y de paso, una segunda nominación al Oscar. Y no, no estoy exagerando. Antes que otra cosa, hablemos un poco del trasfondo de esta producción, en salas de nuestro país desde el pasado viernes 20 de noviembre.

¿Quien es Whitey Bugler?

La película está basada en el tristemente célebre capo norteamericano James J. Bugler, apodado Whitey, quien comandó casi toda actividad ilícita en Boston y ciudades aledañas durante décadas. Su íntima relación con el FBI (se rumoraba era informante protegido) y el puesto de su hermano Billy Bugler como senador por Massachusetts lo volvían casi intocable. La lista de víctimas y enemigos era extensa. Pero la corrupción dentro de todos los niveles de gobierno en Boston impidieron que Bugler siquiera pisara un juzgado para responder cualquier tipo de acusación en su contra.

Todo eso acabó el 22 de junio de 2012, cuando fue arrestado y acusado de una lista extensa de crímenes, entre los que destacaban asesinatos y negocios turbios de lavado de dinero. El proceso penal en su contra cautivó la atención de todo Estados Unidos y puso en el ojo del huracán el prestigio de una agencia gubernamental de la talla internacional del FBI.

Whitey: United States of America v James J. Bugler es un documental que abarca de principio a fin los pormenores del juicio en contra del mafioso más famoso de Estados Unidos, y aprovecha también para recoger los relatos de víctimas y sobrevivientes de los crímenes que sucedieron mientras el yugo de Bugler se cernía sobre Boston. Y al mismo tiempo, estudia los pormenores, tanto de la investigación de la fiscalía como del abogado defensor, con tal de esclarecer el velo alrededor de la impunidad que Withey gozó durante tantos años.

Al final, el documental es una expresión de protesta, una manera de exigir justicia sobre un caso tan extraordinario que de momento cuesta trabajo creer que ha pasado en el auto-llamado país de la libertad.

Johnny Depp fue el elegido para interpretar a Bugler en la cinta biográfica (o al menos parece) llamada Black Mass, basada en el libro escrito por Dick Lehr. Y a juzgar por lo visto en los avances, la actuación es monumental, y el parecido es, más allá del trabajo de maquillaje, asombroso.

Johnny Deep v James Bugler

Esto se debe en gran parte a las habilidades histriónicas que llevaron a Depp al estatus de actor de culto, pero cuyo crédito había venido a menos en los últimos años. Basta con recordar el bodrio de Dark Shadows o la insípida Trascendence. Con Black Mass, Depp puede haber encontrado el camino de regreso, el inicio de una nueva etapa en su carrera.

Solo quienes hayan tenido ya la oportunidad de ver esta película durante su fin de semana de estreno en los cines de nuestro país podrán constatar mis palabras, pero quizás este sea el trabajo que ponga a Johnny Depp no solo en la terna de nominados al Oscar, sino también el papel que por fin lo haga subir al escenario a recibir la estatuilla. Espero en los próximos días poder ir a confirmarlo por mi cuenta.

Mientras, les dejo el trailer de la película, para quienes no lo hayan visto aún. Y si están interesados en el documental. United States of America v. James J. Bugler ya está disponible en Netflix México. Si buscaban un plan para esta noche, aquí lo tienen.

Actualización: es Depp, no Deep. Una falla garrafal, he deshonrado a mis ancestros. Gracias Ireth.

Advertisements