#HorrorMovieMarathon2017 Semana Uno

#HorrorMovieMarathon2017 Semana Uno

Pues no fue muy pronto, pero aquí estoy de regreso. Casi un año exacto de la última vez que me di el tiempo de compartir algo en este blog. Una costumbre olvidada por aquellxs que vivimos el nacimiento del bloggin y que estamos viendo lo que parece ser su inminente muerte. Pero me gustaría creer que no será así, un simple acto de fe que vuelve mi experiencia un poco más interesante al teclear para ustedes desde la comodidad de mi sala.

Prefiero creer que aún hay personas que disfrutamos leer unos cuantos párrafos desesperados de alguien que comparte su disfrute descontrolado sobre algo en particular. Música, arte, viajes, comida, cine, libros, series, video juegos, lo que sea. Así que aquí me encuentro de nuevo, habiendo ya aceptado que la mayoría de mis entradas comparten el mismo hashtag: #HorrorMovieMarathon. Había olvidado lo mucho que me emociona obligarme a desconectarme del mundo un par de horas y ver películas de terror. Con el pretexto de ser octubre, nada más. Me gustaría volverles a compartir recomendaciones de lo mejor (pestes de lo peor) que haya tenido la suerte de ver durante la última semana. Esta es entonces la primera entrega del #HorrorMovieMarathon2017.

It Comes at Night (2017)

Una familia refugiada en una casa, cuya única entrada y camino al exterior es un pasillo angosto que termina en una puerta roja. Luego, una habitación cubierta de plástico. Después, el exterior. Un bosque que se extiende indefinidamente. En donde habita todo lo demás. O quizás nadie.

Esta es la premisa de una historia post-apocalíptica que se dedica más en tejer el drama interno entre padre, madre e hijo en su intento por sobrevivir que en presentarnos la cara de un terror específico cargado de efectos visuales generados por computadora. Y esto lo menciono como uno de sus aciertos más.

Como espectador, la cinta te genera más dudas que respuestas, desde el primer minuto hasta el fade to black de los créditos finales. Pero entiendes perfecto el mensaje: el terror no necesariamente viene de algún factor exterior, si no de adentro de nosotros mismos.

Con una fotografía excelsa, hilo argumental sin fallos e interpretaciones excepcionales, It Comes at Night es una joya llena de desaución y miedo. Ese miedo que te recorre cuando caminas por la calle a mitad de la noche. Y no estás ni cerca de llegar a casa.

Train to Busan (2016)

Cuando alguien refiere al cine de terror asiático, lo primero que suele venir a la mente de quien no es letrado en el tema (como suele ser mi caso en casi todo) son secuencias bizarras llenas de sangre y terror psicológico con tintes esotéricos.

Train to Busan no solo es una lección de cine para el espectador sino quizás también para la industria. Cuando el mundo estaba harto de las mismas historias de zombies (como yo lo estoy con la interminable serie The Walking Dead), llega esta película que por momentos hace recordar Dawn of the Dead de George Romero.

No sólo ofrece acción trepidante que pulveriza tus nervios, si no que también nos plantea personajes complejos que tiene que lidiar con sus propios fantasmas al mismo tiempo que intentan sobrevivir ante un horror que parece superar cualquier posibilidad de supervivencia.

Es definitivamente una película obligada, no sólo para quienes sean aficionados al cine de horror. Si tuvieran que elegir sólo una película para ver la noche del treinta y uno de este mes, Train to Busan sería la indicada.

Don’t Breathe (2016)

Escuché mucho sobre esta cinta, dirigida por el buen Fede Alvarez (autor del remake de Evil Dead que mereció un post anteriormente en este blog). Pero no tuve oportunidad de ir a verla cuando estuvo en cartelera. Ahora que la oportunidad se presentó, la puse al principio de la lista de pendientes por ver. Mis expectativas eran muy altas y quizás ese fue mi error.

Libre de spoilers, Don’t Breathe trata de este trío de ladrones a los que se les presenta la oportunidad de robar la casa de un viejo ciego que vive en el barrio abandonado de la ciudad. Aparentemente en su casa guarda una fortuna. Así que la oportunidad de un último robo que les resuelva la vida para siempre se vuelve demasiado atractiva para el grupo. Además ¿qué tan difícil puede ser robarle a un ciego? Bueno, típico del cliché norte americano del cine de horror, las cosas se complican de manera inesperada y por supuesto violenta.

Fede vuelve a hacer mancuerna con Jane Levy, que lidera un reparto corto pero bastante efectivo para las demandas de la historia. Historia que por cierto no es para nada compleja. Y quizás es ahí donde radica la mayor parte de mi decepción. Por largos lapsos la película se convierte en otra cinta de adolescentes tratando de sobrevivir a un asesino despiadado que no descansará hasta acabar con ellos. A pesar de los esfuerzos de Alvarez por diseñar situaciones de peligro hasta cierto punto bastante originales que hacen la cinta mucho más disfrutable, Don’t Breathe no puede evitar ser bastante predecible.

Al final, aquí tienen una película que es bastante entretenida. Y nada más.

Si estas recomendaciones no terminan por satisfacer sus necesidades de sangre y terror, dense una vuelta al pasado. Díganme qué les parecen las recomendaciones y nos leemos la próxima semana.

#HorrorMovieMarathon2016 SEMANA CUATRO

#HorrorMovieMarathon2016 SEMANA CUATRO

Como les platicaba en un post anterior, al hacer este tipo de maratones de películas corres el riesgo de caer en bodrios insufribles que te hagan perder el amor por la vida. Pero, también existen momentos en donde descubres esa película que te hace volver a enamorarte de tu género favorito. Y ese fue el caso de esta semana. Espero que estas recomendaciones les ayuden a planear su fin de semana porque, además de muy buenas películas, todas se encuentran disponibles en Netflix. Bendito Halloween.

Starry Eyes (2014)

Esta, señorxs, es para mí una de las mejores películas de terror que he visto en los últimos años. Les puedo asegurar que ha pasado, de facto, a mi top personal de favoritas ¿por qué? Junto con otras joyas modernas como It Follows (2015), The Witch (2016) o la exitosa serie Stranger Things (2016), proponen una nueva manera de abordar el terror, desde un punto de vista menos obvio y con una intensa participación del espectador, al momento de interpretar todo lo que está ocurriendo frente a sus ojos. Para que al final este pueda formular sus propias conclusiones sobre la historia que le ha sido contada en pantalla. Muchos odian cuando esto pasa, yo lo veo como uno de los más grandes aciertos que una historia puede tener.

La película trata sobre una joven aspirante actriz que, después de varios fracasos, recibe por fin la oportunidad de interpretar el papel principal en una película. Sin embargo, para lograrlo, tiene que estar dispuesta a todo. Aunque eso signifique sacrificar su cuerpo y su alma, literalmente.

Starry Eyes es un diez en todos los sentidos. Buenas interpretaciones, una fotografía de ratos bastante interesante. Y la banda sonora. Vaya agasajo. Al igual que en las películas antes mencionadas, el soundtrack está cargado de sintetizadores y atmósferas sombrías que cumplen con el objetivo de añadir la tensión y drama necesarios. Al muy puro estilo de John Carpenter y Wes Craven.

Lamento no haber visto esta joya antes, le doy un sobresaliente 4/5. Pero estoy seguro que con el tiempo le subiré el punto que le falta para la perfección y terminaré por hablar solo bendiciones de esta película. Un must absoluto.

The People Under The Stairs (1992)

Wes Craven siempre será recordado por presentarnos a Freddy Kruger en Nightmare on Helm’s Street, introducir a toda una nueva generación al género slasher con la saga Scream o contarnos sobre monstruos sureños caníbales en The Hills Have Eyes. Pero en 1992, Craven hizo The People Under The Stairs, sobre familias malvadas, casas siniestras y niños perdidos.

La película tiene todo el aire noventero que se puedan imaginar, pero cuenta con varios aciertos que la siguen haciendo disfrutable, como casi todo lo que alguna vez hizo el buen Wes. De entrada, nuestro protagonista es un niño afroamericano que vive en el ghetto. Eso ya rompe varios paradigmas, entre ellos el de el chico de color siempre es el primero en morir.

También pude entender varios clichés que he visto en otras películas más recientes que esta, como el del niño deforme encerrado en el ático, o la fortuna en monedas de oro escondida en la casa embrujada, pero ya no diré más. No pienso arruinarles la oportunidad de ver una buena película de terror escrita y dirigida por uno de los mejores del género. Una película hecha a la antigua, pero en el mejor de los sentidos.

Un 4 de 5 es justo para este film, porque #WesCraven. Y ese argumento es muy difícil de debatir.

Holidays (2016)

Esta es otra antología de historias de terror, pero en su caso en particular, una sorprendentemente buena. Nueve cortos, cada uno inspirado en una celebración distinta, desde el día de San Valentín hasta Año Nuevo. Entre la lista de realizadores están Kevin Smith (Tusk, Dogma), Kevin Kolsh y Dennis Widmyer (Starry Eyes !!) y Gary Shore (Dracula Untold).

Como toda antología, tiene sus altibajos. Pero los cortos Father’s Day, Happy New Year y Valentine’s Day son demasiado buenos como para perdonar al resto. Nada que implique perder el sueño pero lo suficiente para pasar la noche comiendo pizza y disfrutando de más de un sobresalto.

Creo que un 3 de 5 divertido sería una calificación justa.

 

Hasta ahora ¿cuál ha sido su película favorita de este maratón?

#HorrorMovieMarathon2016 SEMANA TRES

#HorrorMovieMarathon2016 SEMANA TRES

Llegó el momento de hablarles de otras tres recomendaciones para el fin de semana tres del #HorrorMovieMarathon2016, pero antes… esto.

La antirecomendación: The Forest (2016)

Quizás también lo hayan notado, pero Netflix actualizó (un poco nada más) su catálogo de películas de terror para este mes de octubre. Y dentro de los títulos añadidos con fecha más reciente está The Forest (o como lo tradujeron en México, El Bosque Siniestro). Un argumento predecible, actuaciones mediocres y una dirección desangelada terminan armando una película bastante floja que para mí termina convirtiéndose en una antirecomendación. A no ser que vayas aburrido viajando en autobús, valdría la pena alejarte de esta película como lo harías del famoso bosque Aokigahara en Japón.

tf3-jpg-2

Ahora sí, después de esta bienintencionada advertencia, vamos a las recomendaciones.

From Dusk Till Dawn (1996)

Lo siento, pero una película de terror escrita y protagonizada por Quentin Tarantino es digna de entrar en cualquier selección de joyas/clásicos del género. Aún incluso a pesar de ser dirigida por el siempre disperso Robert Rodriguez. Si a esto le agregas un George Clooney en modo héroe de acción, un Danny Trejo vampiro y una Salma Hayek como diosa azteca… bueno, de verdad no entiendo como muchos de ustedes no han visto Del Crepúsculo al Amanecer (como terminó llamándose en cines mexicanos).

Esta película pudo haber contado dentro de las diez que Tarantino ha anunciado que dirigirá antes de retirarse, pero afortunadamente sólo cuenta en su historial de guionista. Así que podemos verla como un extra de su filmografía. Lo cierto es que se nota su mano más allá de detalles evidentes. El argumento, como es su costumbre, es un telar de personajes y situaciones que terminan desembocando en una tragedia común en donde muchos mueren y los inesperados sobreviven.

El personaje que el mismo Quentin interpreta es bastante interesante. Clooney y Tarantino son dos hermanos, ladrones de bancos, que escapan de la justicia rumbo a México cuando se cruzan con Harvey Keitel y su familia. Ante la necesidad de un medio de transporte, secuestran a la familia y su van y terminan pasando la noche en un bar de mala muerte. Allí, el flujo del alcohol y un espectáculo bastante sugerente hace que las cosas empiecen a salirse de control, hasta que todos los asistentes del lugar se descubren encerrados; quienes todos pensaban eran los músicos y cantineros del lugar, comienzan a transformarse en monstruos chupasangre con intenciones de saciar su sed con la clientela de esa noche.

La estética de la película contiene muchas referencias a la cultura mexicana (algunos dirían chicana), como todo lo que suele hacer Robert Rodriguez, pero esto más que convertirse en una necedad se convierte en un acierto. Y aunque tiene ese toque socarrón y cómico (de nuevo, como todo lo que suele hacer Robert Rodriguez), cumple como película de terror y termina por sorprender. Definitivamente es un must en la lista para esta temporada.

Mi calificación: 5 de 5, porque es un pinche clásico.

Let Me In (2009)

Como ya lo he mencionado antes, tengo debilidad por las historias que sensibilizan a los monstruos. Y en el caso de Let Me In, lo hace de una manera muy inocente y pura. Para ser totalmente justo, primero tengo que comentar que esto se trata de un remake basado en una película sueca llamada Let The Right One In. Sin embargo, de entre todos los desastrosos remakes gringos de joyas de terror europeas (esta no ha sido ni será la única vez que Hollywood fusile ideas del extranjero), esta brilla con luz propia.

Empezando por la brillante dirección de Matt Reeves, responsable también de Dawn of the Planet of the Apes (2014) y la joya Cloverfield (2008). Con el como guionista y director, la película por momentos es soberbia en su relato visual. Cambia la narrativa original, descomponiéndola para volverla armar de una forma estupenda. Si ha esto le agregamos a una deslumbrante Chloë Grace Moretz, Let Me In se convierte en un clásico moderno del genero de horror.

El film cuenta sobre la inusual amistad entre un niño de doce años y su enigmática nueva vecina. Mientras trata de sobrevivir los abusos que sufre en la escuela por parte de un grupo de bullies y la reciente separación de sus padres, estos dos nuevos amigos comienzan a conocerse de a poco hasta que, después de que una serie de muertes extrañas comienzan a suceder en el pueblo, esta nueva relación se pone a prueba de maneras insospechadas. Al parecer, la nueva vecina tiene mucho más qué ocultar de lo que parecía en un principio.

El veredicto: otro rotundo 5 de 5, porque como estas películas, pocas.

Deathgasm (2015)

Esta película fue la sensación de festivales el año pasado. Siendo honesto, me la pensé mucho antes de animarme a verla. Y creo que no fue mala idea haberme esperado hasta este momento.

Deathgasm es una producción neozelandesa de muy bajo presupuesto pero muy alta manufactura, tanto en guión como en actuaciones. Una comedia de horror que no teme serlo y que sin embargo echa mano de todas las herramientas slasher y gore que tiene permitida sin perder el sentido del humor y mantener al espectador más que entretenido.

¿De qué va la película? Un par de amigos amantes del metal descubren las partituras de una canción satánica que tiene el poder de desatar un poder infernal más allá de su comprensión. Cuando accidentalmente invocan este poder, las puertas del inframundo se abren y el pueblo en donde viven es azotado por una maldición de la que tendrán que salir con vida a base de sangre y muerte.

Para cerrar con esta reseña, le doy a esta película una calificación de 4 de 5, porque sólo está a unos años de convertirse en un título de culto. Y si quieren variarle un poco a su selección de terror, qué mejor opción que esta.

Me despido dejándoles los links para las recomendaciones de semanas pasadas y espero que estas tres películas de hoy les sean útiles. Porque el clima en nuestra ciudad no hace mas que mejorar cada vez más, nada como las noches de otoño para organizar un buen maratón de terror. Hasta pronto.

Ir a #HorrorMovieMarathon2016 SEMANA UNO

Ir a #HorrorMovieMarathon2016 SEMANA DOS